Dos mil niños corren contra el hambre en Anantapur

Más de dos mil niños han participado en la carrera solidaria “Corre por Anantapur”, una iniciativa de Corazones Solidarios en Acción,  un grupo de voluntariado de la Fundación Vicente Ferrer en Granada, y el Club Deportivo Burgaleses en el Running. Desde España, los colaboradores han comprado los dorsales con los que han corrido los niños de Anantapur, en el estado sureño de Andhra Pradesh. Gracias a esta iniciativa se han recaudado 20.000 euros que se destinarán al programa de nutrición de la Fundación del que se benefician las tribus Chenchu.

Niñas corriendo en Anantapur

Niñas corriendo en Anantapur

Cada dorsal lucido por los niños y niñas durante la carrera “Corre por Anantapur” representaba una donación hecha desde España para colaborar en el programa nutricional para las tribus chenchu. La Fundación empezó a trabajar con ellas en 2009 y hace un año puso en marcha este programa del que se benefician más de 4.600 habitantes de 130 aldeas. El programa consiste en proporcionar a cada beneficiario 26 raciones de sopa de cereales, 8 de un cereal autóctono rico en hierro y 15 huevos al mes. Lo reciben las mujeres embarazadas y las que hace poco que han dado a luz, los niños de entre 1 y 4 años, los enfermos crónicos y la gente mayor. El coste medio mensual por beneficiario es de poco más de dos euros, por lo que con los 20.000 euros recaudados con la carrera solidaria se podrá alimentar durante un año a una cuarta parte de los habitantes de las aldeas chenchu que colaboran con la Fundación.

Niños corriendo en Anantapur

Niños corriendo en Anantapur

Durante cuatro horas, dos mil niños de decenas de colegios de Anantapur han desfilado por grupos y en fila india hacia la línea de salida de la pista de atletismo donde se ha celebrado la primera edición de la carrera solidaria “Corre por Anantapur”. Una vez dado el pistoletazo de salida, muchos han corrido en línea con sus compañeros, incluso algunos lo han hecho cogidos de la mano. “Para nosotras lo importante no es llegar las primeras, sino estar aquí participando”, explica Joshna, que cursa 9º en una escuela pública situada a 15 km de Anantapur ciudad. “Nos lo hemos pasado muy bien, hemos conocido a gente de otras escuelas y hemos hablado con ellos. Ha sido muy divertido”, concluye. Udaykiran, que estudia 8º en otra escuela secundaria, explica, tras cruzar la línea de meta, que “desde que nuestro profesor de Educación Física nos dijo que se iba a celebrar esta carrera, teníamos muchas ganas de venir. Ha sido como una excursión, hemos venido en autobús y ha sido muy divertido. Ahora cuando volvamos se lo explicaremos a nuestros compañeros del colegio y seguro que van a tener mucha envidia”, asegura sonriendo.

Niñas corriendo en Anantapur

Niñas corriendo en Anantapur

Durante todo el recorrido, los niños han contado con los gritos de ánimo de las decenas de voluntarios de Corazones Solidarios en Acción que han venido desde Granada para verles correr. “Me ha hecho muchísima ilusión ver correr al niño que llevaba mi dorsal. Es el 107 porque fui de las primeras que lo compró. Incluso me he puesto a correr con él durante unos metros para que me hicieran una foto”, cuenta una de esas voluntarias, Alba, que añade “creo que es fundamental que puedan practicar deporte, porque el sedentarismo provoca problemas de salud y además el deporte también es una herramienta educativa porque enseña disciplina y valores”. Muy emocionada también se encuentra otra de las voluntarias, Francisca, que asegura que “no tengo palabas… me ha sorprendido mucho la gente de la zona, su amabilidad, su bondad… el recibimiento en los pueblos cuando hemos ido a visitar los proyectos de la Fundación es increíble. Y aquí al ver al niño correr con mi dorsal me he emocionado. He corrido, me he hecho fotos con él… ¡Me ha encantado!”, explica.

Algunos voluntarios animaban a los niños y corrían con ellos algunos metros

Algunos voluntarios animaban a los niños y corrían con ellos algunos metros

La Presidenta de la agrupación de voluntarios Corazones Solidarios en Acción, Carmen Corpas, asegura que han trabajado mucho para recaudar estos fondos y es una gran satisfacción ver cómo ese trabajo se ha traducido en una mañana festiva para tantos niños. “Estoy emocionada… creo que no podría haber hecho más, porque no tenía tiempo material, pero al llegar aquí y ver esto siento que ha sido poco lo que hemos hecho. Ya estamos pensando en la segunda edición de la carrea y para el año que viene queremos que corran 5.000 niños”, comenta.

Niños esperando para correr en Anantapur

Niños esperando para correr en Anantapur

Mientras los niños esperan pacientes a que llegue su turno para colocarse en la línea de salida, interactúan con los voluntarios que van y vienen. “What is your name? (¿Cómo te llamas?)” es la pregunta obligada que todos los voluntarios deben responder cada vez que se acercan a ellos, por lo que lo repiten pacientemente una y otra vez. Algunos están más rato y se hacen fotos, ríen y juegan con ellos. Incluso un pequeño grupo de niños se irá del campo de atletismo habiendo aprendido a bailar “La Macarena”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s