Mahalakshmi: “Gracias a una operación de corazón puedo pensar en el futuro sin miedo”

Los padres de Mahalakshmi, una niña apadrinada de 12 años que vive en una de las zonas menos desarrolladas del sur de Andhra Pradesh, solicitaron ayuda a la Fundación para salvar su vida. La niña necesitaba una operación de corazón, inasequible para ellos, una familia de casta baja y sin recursos económicos. La Fundación costeó la intervención de Mahalakshmi, que ahora sueña con una vida normal y con ser médico para salvar la vida de otros igual que salvaron la suya.

Mahalakshmi

Mahalakshmi

 La época de lluvias era una pesadilla para Mahalakshmi. Desde los seis años sufría taquicardias frecuentes cuando llegaban los monzones, debido a la humedad, aunque sus padres, de casta baja y analfabetos, no consideraban que fuera algo tan importante como para llevarla al médico. Hasta que un día, hace cuatro años, a una habitual taquicardia se le sumó un episodio de fiebre alta. Asustados, reunieron todos sus ahorros para llevar a su hija a dos hospitales privados de la zona, donde las pruebas no arrojaron un diagnóstico claro. En el estado indio de Andhra Pradesh, los hospitales públicos cuentan con una importante falta de recursos y los privados no dedican toda la atención y recursos necesarios a las personas de las castas más bajas.

Frustrados por no saber qué más podían hacer para ayudar a su hija y sin más recursos económicos, pusieron el caso en conocimiento de la organizadora de la comunidad de la Fundación Vicente Ferrer (FVF), que la derivó al Hospital de Bathalapalli, donde le diagnosticaron una enfermedad congénita del corazón. “Tenía una hemorragia interna, sangre en el pulmón y la sangre no se depuraba bien, según me dijeron”, explica Mahalakshmi. Requería una operación de urgencia “porque vieron que tenía un agujero en el corazón”, así que la trasladaron a un hospital de la capital estatal, Hyderabad, para ser operada de urgencia, una intervención que costeó la Fundación.

Mahalakshmi

Mahalakshmi

“Estuve un mes ingresada en el hospital después de la operación. Los primeros 15 días los pasé en cama y durante las otras dos semanas hice rehabilitación. Me aburría mucho de estar allí todo el día”, recuerda la joven. Aunque no todo fue tiempo libre. Antes de la operación, Mahalakshmi estudiaba séptimo curso en un internado de la zona de Madakasira. “Mi profesora, a través de mi hermano, que es dos años mayor que yo, me enviaba al hospital apuntes para que estudiara y ejercicios para que fuera siguiendo el ritmo de la clase. Cuando los acababa, se los daba a mi hermano y, al cabo de unos días, él me los devolvía corregidos”.

Después de cuatro años de seguimiento médico, el mes que viene, Mahalakshmi volverá al hospital para saber si le dan definitivamente el alta médica. Aún y así, de momento tiene algunas crisis de asma en la época de lluvias que soluciona con un inhalador y también algunos episodios de fiebre para los que toma una medicación específica que le facilita la organizadora de la comunidad.

Enseñando las fotos a Mahalakshmi

Enseñando las fotos a Mahalakshmi

A esta niña de mirada alegre le encanta jugar al pilla-pilla. “Me han dicho que cuando me recupere del todo me cansaré menos jugando; antes me cansaba mucho por el problema del corazón. Pensar eso me pone muy contenta”. Y aunque ella, con sólo 12 años, celebra las perspectivas de salud y diversión, todavía no es del todo consciente de lo que supondrá este avance para el resto de su vida. De momento, sobre su futuro sólo sabe que quiere “seguir estudiando y ser médico”“Me encantan las ciencias y normalmente saco un 48 sobre 50 en los exámenes”, añade orgullosa, aunque asegura que esta vocación no le viene de su propia experiencia, sino que “quería estudiar medicina desde pequeña”.

Mahalakshmi y sus padres

Mahalakshmi y sus padres

A pesar de ser niña y haber sufrido esta cardiopatía, Mahalakshmi cuenta con el apoyo de sus padres, algo que no es tan habitual en la India: “Ellos dicen que quieren que siga estudiando para tener una buena profesión con la que ganarme bien la vida. No quieren que viva como ellos, que son analfabetos y no han tenido muchas opciones de futuro”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s