Los proyectos de ecología y la tumba de Vicente Ferrer

El tráfico en Antantapur (http://youtu.be/ZVLhyiOGkZw) es absolutamente caótico. Me niego a aceptar lo de “ordenado a su manera”, porque no lo es en absoluto. Es un “sálvese quien pueda”, un “paso ya porque si no no paso”. El único orden que tiene es que se circula por la izquierda, ya que fue colonia inglesa, lo cual es una dificultad añadida para mí, que siempre miro a la derecha. Si estás pensando que es como cuando vas a Londres… no. En Londres no circulan moto-taxis locos, personas, cerdos y vacas por la misma zona.

No parece un buen sitio para desestresarse tras una jornada de trabajo. En Anantapur no es posible dar un agradable y tranquilo paseo ya que el tráfico lo inunda todo en las calles principales. Quizás por las secundarias, aunque aún no he pasado por ellas.

El contraste con Anantapur se encuentra en Bathalapalli y, en concreto, en la tumba de Vicente Ferrer, donde reina el silencio. Para acceder a la tumba hay que descalzarse, como para otras cosas aquí, como entrar en una tienda (sí, a comprar los punjabs entré descalza; creen que así se mantiene el suelo limpio por más tiempo, algo lógico teniendo en cuenta que la mayor parte del tiempo se pisa tierra, y no asfalto).

Tumba Vicente Ferrer

Tumba Vicente Ferrer

 

Tumba Vicente Ferrer

Tumba Vicente Ferrer

A pesar de haber vivido la mayor parte del tiempo en Anantapur, Vicente Ferrer enterrado en Bathalapalli porque los centros hospitalarios fueron uno de los mayores logros y el máximo orgullo del antiguo jesuita.

image

Tumba Vicente Ferrer

Tumba Vicente Ferrer

Esta mañana también he visitado varios proyectos vinculados a la ecología. Primero, una planta de biogás unifamiliar. Es decir, una construcción que permite a una familia obtener gas metano para cocinar como resultado de la fermentación de los excrementos de sus animales. Para que una familia pueda acogerse al proyecto, debe tener al menos cinco animales. Gracias a sus excrementos, consiguen la emisión de metano suficiente para alimentar a la familia.

Cocinando con gas metano

Cocinando con gas metano

Eso permite que las mujeres ahorren 20 días al mes que destinaban a buscar leña y almacenarla para que secara. Ese tiempo pueden dedicarlo ahora a trabajar en el campo, lo que aumenta la productividad de la familia. Además, gracias al gas las mujeres no tienen que inhalar el humo que emite la leña, por lo que no enferman tan a menudo.

También hemos visitado una planta de placas solares que aquí se utilizan de momento sólo para regar, aunque se está iniciando la construcción de algunas plantas para generar energía. Las placas generan calor que se inyecta en los pozos subterráneos y hace que el agua sea bombeada y se pueda utilizar para regar con el sistema de gota a gota para aprovecharla al máximo.

Placas solares utilizadas en agricultura

Placas solares utilizadas en agricultura

Por último, he visto una presa de las decenas que se han construido en la zona para recoger el máximo de lluvia, ya que en Anantapur sólo cae la mitad del agua de la lluvia de la que sería necesaria para optimizar la gestión de los cultivos.

Presa de agua

Presa de agua

Presa de agua

Presa de agua

El agua de la presa se puede utilizar para lo que sea; lavar la ropa, echar peces para que se reproduzcan y poder pescar, bañarse… Lo que no pueden hacer es sacar agua directamente para cultivar. En este caso, tan solo se les permite cavar pozos a una cierta distancia de la presa y aprovechar de esta forma el agua del subsuelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s